La higiene bucodental es decisiva para la salud general. En esta sección publicaremos trucos útiles y prácticos regularmente para mantener la boca sana y fresca. Te informaremos a través de nuestras redes sociales cuando tengamos novedades.

  • ¿Porqué se ha de acudir al dentista periódicamente?
    Imagen de J. SHOHMELIAN en Pixabay

    No existe un periodo de tiempo estipulado para acudir al dentista ya que cada paciente es diferente y tiene unas determinadas necesidades. Lo ideal es acudir con una determinada frecuencia, como mínimo, una vez al año.
    Dentro de esta visita anual, las actuaciones básicas del odontólogo serán realizar una exploración generalizada y limpieza dental. Este tipo de actuaciones pondrán en alerta al profesional sobre la aparición de caries y patologías de los tejidos blandos como las encías y las mucosas de la boca (periodontitis, gingivitis e incluso cáncer oral). Si es el paciente quien detecta alguna anomalía, ha de acudir lo antes posible para que el profesional actúe en consecuencia.
    No obstante, determinadas personas deberían acudir con mayor frecuencia, debido, fundamentalmente, a sus características especiales, dígase por ejemplo pacientes diabéticos, pacientes trasplantados o con patologías muy específicas, así como pacientes consumidores de determinados fármacos o toxinas (hidantoínas, inmunosupresores, tabaco, alcohol, estupefacientes…), ya que el riesgo en estos pacientes de padecer patologías bucodentarias es muy superior.
    De la misma manera, las mujeres gestantes, debido a su estado hormonal, son mas propensas al desarrollo de este tipo de patologías y la periodicidad de acudir a revisión bucodental habría de reducirse a tres meses.
    Finalmente, determinados pacientes, seguramente por su condición genética, son mas propensos al desarrollo de patologías bucodentarias y el dentista tiene la responsabilidad de advertir de este riesgo y aconsejarlos en este sentido.

    Nansi López Valverde
    Coodirectora de Avances en Higiene Bucodental

  • Tabaquismo
    Tabaquismo y profesiones odontológicas
    Imagen de Free-Photos en Pixabay

    El tabaquismo, aparte de la tinción de los dientes y las lesiones en las mucosas orales que puede producir, es uno de los factores de riesgo externos más importantes para la enfermedad periodontal.

    La combustión de cigarrillos no solo genera monóxido de carbono, sino más de 5.000 productos tóxicos, muchos de los cuales tienen efectos desastrosos para la salud bucodental

    En la actualidad, más de una sexta parte de la población es consumidora de tabaco y por ello, los profesionales de la odontología, odontólogos e higienistas dentales, estamos obligados a difundir este mensaje, pudiendo promover intervenciones de apoyo conductual y farmacológico.

    Nansi López Valverde
    Coodirectora de Avances en Higiene Bucodental

  • Síndrome de la boca seca
    Xerostomía bucal
    Imagen de Pezibear en Pixabay

    La saliva es una secreción compleja, proveniente, en su mayor parte de las glándulas parótida y submaxilar. La secreción diaria oscila entre 500 y 700ml y está controlada por el sistema nervioso; el mayor volumen salival se produce antes, durante y después de las comidas y disminuye de forma muy considerable en la noche, durante el sueño.
    La xerostomía es una sensación subjetiva de sequedad bucal, debida a diversas causas, desde ausencia de estímulos, deshidratación, patologías tumorales, consumo de determinados fármacos, tabaquismo y enfermedades infecciosas, a obstrucciones del conducto excretor.
    Ocasiona atrofia, fisuras y ulceración de los tejidos blandos. Las mucosas bucal y lingual aparecen secas, enrojecidas, sensibles y dolorosas y en determinadas ocasiones, todo ello va acompañado de una sensación de quemazón principalmente en la lengua.
    Nansi López Valverde
    Coodirectora de Avances en Higiene Bucodental

  • El cepillado dental correcto

    Un cepillado dental correcto es fundamental para la higiene de nuestras bocas. Existen tres técnicas que pueden ayudarnos a mantener una buena salud oral.
    La técnica de Charters consiste en colocar las cerdas del cepillo en dirección al fondo del vestíbulo (el espacio entre los dientes y la parte interna de los labios y las mejillas), en un ángulo de 45 grados con el reborde de la encía y realizar movimientos vibratorios.
    -La técnica de Fones o técnica rotacional, en la que el cepillo dental realiza movimientos circulares, en la parte superior hacia abajo, y en la parte inferior hacia arriba y, finalmente.
    -La técnica de Bass que, al igual que en la primera, el cepillo, colocado en ángulo de 45 grados respecto al reborde de la encía, realiza movimientos horizontales. Cualquiera de ellas es eficaz y lo ideal es practicarla después de cada comida.
    Nansi López Valverde
    Codirectora de Avances en Higiene Bucodental

  • Higiene de La lengua
    Imagen de Tumisu en Pixabay

    Eliminar la placa bacteriana del dorso de la lengua es un método complementario e indispensable en la higiene habitual de la boca.
    El cepillado escrupuloso del dorso de la lengua hasta donde el paciente pueda tolerar elimina una gran cantidad de placa bacteriana y microorganismos que causan caries y enfermedades periodontales, además de ser responsables de la halitosis.
    Todo ello acompañado de un colutorio adecuado colaborará en gran manera en el mantenimiento de la salud bucodental.
    Nansi López Valverde
    Codirectora de Avances en Higiene Bucosental